Ventajas de la electricidad frente al gas

Para nosotros la electricidad es algo básico. Seguramente no te imaginas tu vida sin electricidad, pero en muchos países es un bien no al alcance de todo el mundo. Si bien mucha gente aún usa el gas como combustible para cosas como el agua caliente, la cocina o la calefacción, lo cierto es que la electricidad sigue teniendo grandes ventajas sobre el gas.

Uno de los más importantes es que el suministro de electricidad es constante. A diferencia del gas natural (que también lo es) otros gases usados a nivel de vivienda como el butano vienen en formato bombona, lo cual es más incómodo.

Ventajas de la electricidad frente al gas

Fácil transporte

Por suerte, en nuestro país la electricidad se suministra de forma sencilla. Poseemos una red de transporte que lleva electricidad a la gran mayoría de territorio.

Además, alcanza largas extensiones, lo que facilita su accesibilidad a zonas completamente alejadas.

Facilidad de vida

La electricidad conlleva un incremento del nivel de vida de la población mundial. Además, también permite el desarrollo económico y social, los medios de comunicación, el alfabetismo y el acceso a agua potable.

Iluminación y aparatos eléctricos

Si bien podemos usar algún tipo de gas para conseguir agua caliente, calefacción o para cocinar, lo cierto es que muchos sistemas y aparatos de un inmueble sólo funcionan con electricidad, como puede ser la iluminación, los electrodomésticos, la televisión...

Vehículos eléctricos

La alta contaminación que asola las grandes ciudades del mundo ha conllevado que se desarrollen vehículos menos contaminantes, como los vehículos eléctricos o los que funcionan con GLP.

Sin embargo, los vehículos eléctricos cuya electricidad proviene de energía renovable son cero emisiones, lo que les convierte en la mejor elección para reducir la contaminación.

Accesibilidad

Si bien es cierto que el coste del kilovatio hora no es algo barato, lo cierto es que, en nuestro país, poca gente no puede permitirse el suministro eléctrico. Existen tarifas muy económicas y grandes ayudas para hacer frente al pago de la electricidad, lo que la convierte en algo accesible para las personas.

Suministro continuo

Como hemos dicho es la mayor ventaja de la electricidad sobre el propano o el butano. Simplemente necesitamos un contrato con una comercializadora y tendremos la electricidad a un click y de forma continua, sin cortes (a no ser que haya algún problema).

Electricidad y energía renovable

Como hemos visto la electricidad posee grandes ventajas. Una de la que no hemos hablado es de la posibilidad de obtenerla mediante energía renovable, lo que la convierte en totalmente sostenible, cero contaminante.

Además de ser mucho más sostenibles que el gas y que reducen la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero, las fuentes de energía renovable son gratuitas. Si bien los sistemas de energía renovable suelen ser caros, lo cierto es que, si permiten el autoconsumo, las facturas desaparecen, con el consiguiente gran ahorro económico.

Aunque se instalen sistemas que no permitan el autoconsumo, las instalaciones de energía renovable reducen de forma drásticas las facturas de energía.

Electricidad y eficiencia energética

Además, los sistemas que funcionan gracias a la electricidad suelen ser mucho más eficientes que los que funcionan a gas.

Desde hace años los sistemas eléctricos deben llevar una etiqueta energética que determine su consumo. Cuanta mayor sea la eficiencia, menor será el consumo.

A continuación, puedes leer  artículos relacionados que te pueden interesar:

Si te ha gustado, por favor ayúdanos a difundir el contenido haciendo click en los siguientes botones. Muchísimas gracias!!