Domótica y placas solares

Domótica y placas solares

Por suerte, cada vez más gente está dando el paso hacia la energía renovable. Ya sea por ahorro económico o por reducción de la contaminación. El uso de este tipo de energía renovable conlleva una reducción en las facturas de energía, las cuales pueden llegar a desaparecer si llegamos al autoconsumo.

A este sistema de energía renovable se ha unido, hace poco, la domótica, la cual permite aumentar la eficiencia energética de cualquier sistema.

El autoconsumo fotovoltaico permite que una instalación genere la energía necesaria para cubrir la demanda de un inmueble. Este tipo de autoconsumo se consigue mediante placas fotovoltaicas.

Para optimizar el funcionamiento de estas placas solares se puede aprovechar la domótica y el  Internet de las Cosas.

Por domótica entendemos el conjunto de tecnologías que se pueden incorporar a diferentes sistemas y que nos permite controlar y automatizar las acciones de todos los objetos conectados. Este tipo de conexión nos permite controlar el sistema domótico mediante cualquier dispositivo con señal de internet.

Uno de los mayores usos de la domótica en cuanto a sistemas fotovoltaicos es la monitorización y automatización de los excedentes de energía.

Los sistemas de monitorización de las placas se contratan mediante empresas independientes. Una gran cantidad de compañías ofrecen softwares específicos y aplicaciones para controlar el rendimiento de los sistemas fotovoltaicos. Mediante estos sistemas se transmite información al sistema gracias a la conexión a Internet de la vivienda.

Muchos de los paneles solares que se instalan son capaces de rotar para aprovechar al máximo la radiación solar. En este sentido, los sistemas domóticos incluyen sistemas de seguimiento del sol para que las placas cambien de posición en función de los movimientos de rotación.

Ventajas de la integración de autoconsumo y domótica

La mayor ventaja es que la domótica nos permite un uso mucho más eficiente de las placas solares, con el ahorro que eso supone.

No sólo se puede controlar la rotación de las placas o el excedente de energía. Otra de las cosas que podemos hacer es controlar el “encendido y apagado” de las placas solares.

También mejora la seguridad de los sistemas fotovoltaicos gracias a que, al estar conectados, si ocurre cualquier problema en el sistema, se avisará de forma inmediata al servicio técnico o a las empresas de seguridad necesarias.

Placas solares inteligentes 

Un panel solar híbrido es capaz de generar energía térmica y fotovoltaica, optimizando el espacio y generando un cuarenta por ciento más de energía por metro cuadrado.

Existen paneles solares híbridos inteligentes los cuales permiten monitorizar y regular la generación térmica y/o eléctrica de la instalación en función de las necesidades de la vivienda o el usuario.

Gracias a este tipo de sistemas inteligentes se obtiene un 11% más de energía en comparación al sistema híbrido normal y en un 70% en comparación al sistema tradicional.

Estos sistemas poseen diferentes fuentes de información:

  • Instalación: los paneles dotan de información acerca de características propias, como la temperatura del fluido. Nos puede informar acerca de problemas o averías.
  • Usuario: el sistema adapta el uso del sistema fotovoltaico al usuario. Por un lado, el propio individuo puede crear un perfil y, por otro, el sistema crea perfiles según el comportamiento de cada individuo.
  • Internet: gracias a su conexión pueden obtener información de Internet sobre, por ejemplo, el tiempo.

Otros artículos que te pueden interesar:

Si te ha gustado, por favor ayúdanos a difundir el contenido haciendo click en los siguientes botones. Muchísimas gracias!!